RFC por Internet

Toda persona puede obtener el RFC por Internet, una vez que ha sido registrado claro esta. Por otro lado todavía recuerdo aquel otoño del año de 2013, cuando leí en un periódico dedicado a las finanzas, que a partir del día 3 de noviembre, cualquier individuo que hubiera empezado a trabajar en una organización formal, tenía la oportunidad de completar el proceso de alta de RFC con CURP. Lo mejor de esa noticia es que el procedimiento sólo requería que el usuario tuviera acceso a la red, puesto que, de acuerdo con el gobierno, no sería necesario acudir a las oficinas del SAT a recoger la CIF.

Aplicación para obtener tu RFC por Internet

Les dejo esta sencilla aplicación para consultar RFC que nos ha compartido reimprimirrfc.com en la cual pueden consultar e imprimir RFC e manera gratuita, solo hay que llenar el formulario que les piden.

Aunque no lo creas, esto supuso una revolución, puesto que la mayoría de muchachos que salieron de las preparatorias o de las universidades en ese año, pudieron ingresar al portal del Servicio de Administración Tributaria y en cuestión de unos pocos minutos, empezar a cumplir con sus obligaciones como contribuyentes.

RFC por Internet

En caso de que no lo sepas, el código Fiscal establece que los ciudadanos que entran al mundo laboral, tienen la obligación de adherirse al régimen fiscal que les corresponda. Dicho de otra manera, es indispensable que obtengan su RFC a la brevedad posible, ya que ese es el único modo que tienen las autoridades locales y/o federales de fijar la cantidad exacta que se debe pagar por concepto de impuestos.

Se han realizado diversos estudios en los que se ha determinado que los jóvenes del nuevo milenio prefieren llevar a cabo trámites gubernamentales por medio de canales electrónicos, como es el caso de Internet, puesto que con ello se ahorra mucho tiempo y esfuerzo. Fue por ese motivo que ahora la Cédula de Identificación Fiscal, la puedes conseguir casi automáticamente, con tan sólo ingresar el código alfanumérico de la CURP.

Para llevar a cabo la inscripción al RFC, el primer paso que debes realizar es entrar a tu explorador de Internet favorito y luego al buscador de tu preferencia. Después escribe SAT y da clic en el primer link que aparezca en pantalla. Posteriormente que se haya cargado el contenido de la página principal, accede al menú de “Trámites” y luego posiciona el puntero del ratón sobre la palabra “RFC”. Se mostrará la totalidad de acciones que puedes llevar a cabo en esta zona. No obstante, la que debe acaparar tu interés es la frase que dice “Con CURP”. Hay veces en los que, al momento de ingresar el código de verificación, surgen problemas. Esto se soluciona si oprime es la tecla F5 en tu teclado, ya que con ello aparecerá un nuevo captcha.

El cálculo del RFC, en el portal web se realiza en muy poco tiempo, gracias a que el SAT tiene conexión con el RENAPO, quien certifica tu identidad de manera inmediata. Tan sólo debes contestar unas cuantas preguntas personales, como por ejemplo cuál es la dirección de tu domicilio, o en algunos casos la ubicación en donde deseas recibir avisos fiscales. Del mismo modo, es importante que incluyas una dirección de correo electrónico vigente. Para otras cuestiones relacionadas con el RFC con Homoclave, será necesario que pidas una cita, ya sea vía telefónica, por Internet o utilizando el chat de la página oficial.

Para los emprendedores que quieren abrir su nuevo negocio pensado en torno a la venta de productos, les decimos que es indispensable que entablen conversaciones con los asesores del SAT, pues ellos los orientarán, sobre todo al momento de tener que entregar recibos o comprobantes fiscales. Por cierto, habrá algunos clientes que aún no estén registrados en hacienda, para ellos, se utiliza el RFC para público en general. Se trata de un código genérico que se puede utilizar en estos casos.

Las personas que ya vieron la nueva cédula de identificación Fiscal, que se consigue a través de Internet, quedaron fascinadas al saber que al obtener el RFC vía web, también pueden tenerlo en formato de código QR. Ésa clave puede ser leída sin mayores problemas, desde cualquier dispositivo móvil, ya que se utiliza la cámara del celular como si fuera un escáner.

Uno de los sectores económicos más interesados en adherirse rápidamente al fisco, es el de los REPECOS, o sea, aquellos ciudadanos que pertenecen al régimen de Pequeños Contribuyentes. En él participan las personas físicas, las cuales no tienen una percepción económica mayor de 2 millones de pesos en 12 meses derivado de las actividades que realizan.

Te recordamos que la impresión del RFC la puedes realizar cualquier día de la semana, desde el portal web, siempre y cuando te hayas registrado correctamente en el SAT.

Algunas de las funciones que pueden realizar online aquellos que se hayan inscrito en REPECOS son: Cuáles son las acciones y tareas que se deben cumplir antes de presentar su declaración anual. Tener la posibilidad de informar al SAT que van a suspender actividades o bien que van a reanudarlas. Avisar sobre la apertura o cierre definitivo de un local. Actualmente los puestos semifijos se consideran también como negocios formales.

Te recordamos que, si deseas hacer tu inscripción en el SAT, puedes ir directamente al módulo de atención que te corresponda, aunque si tramitaste tu cita por Internet, el tiempo de espera será mínimo, puesto que podrás elegir el día y la hora en la que quieres reunirte con un asesor, para que te oriente y te entregue tus documentos. En caso de dudas referentes a la ubicación de la oficina tributaria más cercana a tu domicilio, tienes a tu disposición la opción del chat en el portal oficial.

La entrega de documentos tanto para los pequeños contribuyentes como para quienes no lo son (en esa sección incluimos a las personas morales) es prácticamente la misma, ya que todos reciben su cédula de identificación Fiscal impresa a todo color en hoja de papel bond tamaño carta, tal y como lo señala el reglamento. También se les hace entrega de una guía de obligaciones y copia de su constancia de inscripción.

Por cierto, si tú eres de los que iniciaron la preinscripción al RFC, tendrás que esperar un plazo máximo de 10 días naturales para que llegue a la bandeja de entrada de tu e-mail, el número de folio con el que podrás recoger tus papeles.